viernes, 30 de mayo de 2014

The Cinderella Contract


Hay momentos en los que una se mira al espejo y ve a una princesa. Momentos que se alargan y convierten incluso en días. Y esos días son... ¡todos! 

¿Que cómo es posible? ¡Oh, sorprendente sorpresa! ¡Pues lo es gracias al nuevo juego al que dedico esta entrada! ¿Y de qué juego puede tratarse? ¿De uno cualquiera? ¡Podría! Pero no, no y no, no lo es. Únicamente es y puede ser... el juego de citas dueño de este emblema que alegra la vista:

Gracia y encanto, ¡sublime elección!

Exactamente, damas y damiselas, ¡vuestras pesadillas algunos de vuestros sueños quizá más modestos se han hecho realidad! Porque de mano de la productora de las espero entretenidas y exhaustivas críticas de Starstruck Love y Forbidden Love, que no se aclara entre si esto es crítica o reseña y que por cierto soy yo, llega... ¡la crítica de The Cinderella Contract!

Este tipo de entradas pertenecen a la sección Videojuegos que me alegran el día (vaya si me lo alegran), pero para facilitaros la vida en caso de que queráis verlos todos sin que se mezclen con los otros pocos juegos de distinta clase, también se separa en la subsección Juegos Otome para el móvil. Explícito. No tiene pérdida, pero para que no os preocupéis lo voy repitiendo en cada entrada.

Sobran explicaciones sobre mis motivaciones. ¡Cada vez con menos dilación...!

La gran expectación es lógica: 
¡tanta sangre azul es tóxica!

Tras tanto revuelo con los príncipes 2D, 3D e incluso inexistenteD sobrenaturales o como mínimo ¡poco! principescos, resulta cuanto menos extraño toparse con una historia, ya no digamos un juego completo, en el que la monarquía vuelva a la carga en todo su esplendor. Por supuesto que hay juegos sobre príncipes y conquistas que son literalmente de la realeza, por supuesto que podemos encontrar cosas sobre príncipes a patadas... pero no son ni los que más abundan (que son los de ninjas) ni los más populares (que son los de amores prohibidos).

¡Tal cosa puede deberse a tantas razones! No obstante, las susodichas podrían reducirse a dos básicas: los príncipes se asocian a los cuentos de hadas y, entre el público femenino ya crecido al que se destinan los juegos de citas, lo que está en boga son los personajes problemáticos que supongan algún reto. ¿Cualidades principescas? Sí. ¿Sangre real? No, gracias.

Para compensar esta situación, muchas compañías han creado juegos de citas en los que se les añadía de todo y más a la realeza con tal de hacer de ella algo más interesante, como por ejemplo personalidades oscuras y preocupantes y exotismo árabe, entre otros. Quizá por ello mismo OKKO ha decidido darle una ligera vuelta de tuerca a la tan manida figura del príncipe.

Para ello ha tomado y suprimido cosillas de juegos como Shall we date? My Sweet Prince, Shall we date? Ninja LoveMy Royal WeddingContract Marriage, uno de sus primeros juegos, y Starstruck Love, uno de los últimos. ¿Qué, exactamente? ¡Lo veremos a continuación!

Con este fin no puedo hacer otra cosa que no sea escribir la sinopsis en cursiva de mi puño y letra (y teclado), seguida por la breve explicación sobre el funcionamiento básico, cómo son los personajes y cómo las características que lo definen en conjunto, sus puntos buenos y malos, así como mi propio punto de vista diseminado por aquí y por allá. ¡Todo por el bien mayor!

¡Vamos con la sinopsis de mi cosecha!

Tacto y virtud... ¡son de cuna real!

Érase que era una gran profesional. Érase una corresponsal cuya afición le abría muchas puertas, cuya afición eran las lenguas. Érase una facilidad pasmosa para aprenderlas, unas grandes dotes quizá innatas, quizá aprendidas. Érase que esta corresponsal encargada de mantener en el extranjero las relaciones comerciales de una empresa asistió con un importante cliente a una fiesta de alta sociedad plagadita de lo más selecto de entre la acaudalada gente de alcurnia. Érase que conoció a príncipes herederos, infantes, sacerdotes, un padre tuerto ¡y todo iba bien!

Sin embargo, a la mañana siguiente dicha profesional se enfrenta al primer obstáculo serio de su vida: no puede volver a su patria, mucho menos a su hogar. Es objeto de una investigación. ¡Calamidad! La buena suerte no dura para siempre. ¿O quizá sí? ¡Depende de la perspectiva! El vaso estará más que medio lleno, rebosante, cuando uno de los príncipes herederos acuda a su rescate y le exija a cambio de su ayuda el módico precio de firmar un contrato matrimonial ¡para agradecerle el favor!, simplemente. Un pequeño gesto de buena voluntad.

¡Cómo se va a negar...!

¡Qué buena fortuna tienen algunas! Concretamente las que no existen. ¿Qué? ¿Que empiece ya con la jugabilidad? ¡Impaciencia suma que te presentas ante mi pantalla...!

Clase, bondad y distinción~.

Son las cualidades que definen el modo de juego, que, como toda creación de OKKO y juego de android en general, se basa en la fidelidad diaria. Al ingresar ocurre lo de costumbre: nos regalan un ticket que recarga los cinco escenarios y, si introducís un código de amigo, 100 platines. ¡Lo que me recuerda que mi código de amiga es gssWJM!

No obstante la tradición ineludible del regalo de rigor, la jugabilidad de The Cinderella Contract ha demostrado con creces ser la gran renovación de la compañía. OKKO le da un refrescante lavado de cara al aspecto técnico inspirándose en, por no decir directamente adoptando, el que hemos podido observar en otros juegos (como, por ejemplo, los del grupo Shall we date?), cosa que se manifiesta en los grandes y pequeños detalles. Uno de los susodichos reside en la ya mencionada fidelidad diaria. Esta, en concreto, nos brinda una generosidad inusitada... ¡cada día nos regalan algo! Tal y como se advierte en esa imagen anterior que he ofrecido a vuestros ojillos.

Pero vayamos por partes. En esta ocasión, la moneda de cambio que se nos proporciona en las mismas cantidades que el mar el agua salada son los "femenine", con los que podemos adquirir vestidos y complementos que aumentan nuestro encanto (literalmente: hay un parámetro para el encanto), entre otras cosas. Como por ejemplo el sorteo de rigor que proporciona otro tipo de vestimenta. Hasta ahí normal, ¡pero no acaba ahí la cosa! También hay puntos que se obtienen con los regalos diarios (los "PT") y se gastan específicamente en otro sorteo especializado en muebles para el cuarto de tu avatar que les gusten a alguno de los dos chicos de tu ruta. Sorteo que, sin embargo, se puede utilizar gratuitamente una vez al día.

¡Sorteos y más sorteos!

¡Y! también hay puntos de energía que se recuperan conforme avanza el tiempo y cuyo uso se enfoca en clases de etiqueta, que a su vez incrementan la feminidad ("femenine"), la elegancia y ocasionalmente el encanto o los "PT". ¡Y! esa elegancia, encanto, etc., etc., se utilizan a lo largo del juego para superar las pruebas que nos ponen en distintos episodios para continuar el argumento. ¡Y...! Nada más.

Pese al esfuerzo y el énfasis que evidentemente han invertido en este factor, debo decir que no es algo que me deje particularmente satisfecha. Hay a quienes les gusta la complejidad hasta cierto grado y esta no es especialmente complicada, en seguida se le coge el truco. Pero OKKO siempre se ha caracterizado por la sencillez de su jugabilidad, una sencillez que permitía prestar toda la atención al argumento. Era algo magnífico que demostraba que esta compañía comprendía a la perfección lo que es una novela visual. 

Es una pena que sacrifique una de sus mejores singularidades. ¡Pero el momento de los personajes ha llegado!

"No deseo simplemente a cualquier chica."
"Voy a demostrarte que ya no soy un niño."
"Eres la primera persona a la que traído aquí jamás."

Ni puedo ni quiero evitar aplaudir que OKKO continúe la estela de su último juego de mayor éxito y nos brinde la oportunidad de vivir nuevos triángulos amorosos aunque lamentablemente sea sin asomo de acoso ni S&M serio... y que, por una vez, no haya un exótico príncipe árabe. Siempre hay un exótico príncipe árabe en estos juegos. Y eso no es lo mejor. Lo mejor es que lo han cambiado ¡por la ruta del sacerdote!

The Cinderella Contract nos pone en la tesitura de escoger entre la flor y nata de una misma familia vestida de etiqueta con ardiente sangre azul en las venas. Esta vez no escogeremos a un hombre en concreto, ni siquiera a dos, ¡sino a un país entero...!

En el que, por supuesto, solo hay dos pretendientes oficiales. ¡Y esos son...!

Miles (seis) de herederos medio ¡a-tí-pi-cos~♫!

Por una vez, haré las presentaciones cortas. ¡Empezando por la impronunciable Rossiyskaya...!

Yuri, el Diabólico: ¡El malévolo! ¡El sádico! Este elegante príncipe posee un lado perverso que acecha tras su sempiterna sonrisa. Parece amable y considerado, pero el hecho de que a los pocos días de vuestro primer encuentro te rescate de la peligrosa situación del prólogo y tenga preparado un contrato matrimonial habla por sí solo. Contrato que te hace firmar en el acto. Es posesivo... Afirma que fue amor a primera vista... así como el poco escondido mandato consejo: "Nos casamos".

Yelisei, el Inocente: ¡El infantil! ¡El adorable! También apodado "Yelisha". El hermano menor de Yuri, a cuya personalidad se opone por completo. Se trata del agradabilísimo hermanito pequeño que es tu cuñado, un chico puro de corazón, siempre sonriente, que te saca una cabeza y media de estatura. Entre eso, sus travesuras infantiles y algún que otro berrinche, no hay quién se sienta segura de la tentación.

¡Continuando con Flanelia...!

Claude, el Dominante: ¡conocido como "macho alfa agresivo"! Este bello e imponente príncipe heredero sería el príncipe azul perfecto de no ser por su arrogancia y prepotencia. Lo cual, en realidad, es bastante propio de las altas esferas. Al contrario que Yuri, no se toma la molestia de convencerte mediante el eficaz y metódico razonamiento lógico para casarte con él, sino que directamente te obliga. Mediante esta boda pretende convertirte en una santa (están locos, estos flanelienses). Todo te será robado por él.

Lugar, el Misterioso: ¡y piadoso sacerdote! El cardenal de Flanelia, el centro político de la Iglesia. Claude no lo soporta. Se enfrenta a él y le advierte que se mantenga alejado de ti, ¡o las consecuencias serán funestas! Siempre es suave, delicado, aparentemente inofensivo, pero jamás sabes a ciencia cierta qué pasa por su mente, ni mucho menos qué maquina. Sospecha que no eres una verdadera santa y se acerca para investigarte...

¡Terminando con Ingrays...!

Cyril, el Testarudo: en otras palabras, ¡tsun-de-re! Su bravuconería y malos modos no son más que una máscara con la que intenta ocultar su evidente timidez e inexperiencia. Escupe declaraciones bastante audaces, pero su actitud es torpe y sus sentimientos saltan a la vista. Es el más inocente de los príncipes (no os dejéis engañar por Yelisei), así como el más valiente. Yuri te convence con lógica y contratos con fecha de caducidad a escoger, Claude te obliga: Cyril te susurra "Si no puedes casarte con un hombre al que no ames, enamórate de mí". ¡¡Este puñetero ángel del cielo conoce las catorce palabras que hacen que una mujer lo ame!!

Maynard, el Dinámico: ¡el suegro! La rebeldía de Cyril convertida en caballerosidad. Aunque la relación que mantiene con su hijo es tensa, siempre es amable y considerado contigo. Su madurez hace que confíes más y más en él. Más y más. Más y más y más. ¡Insisto!

Debo decir... que por una vez y sin que sirva de precedente, no tengo favorito. ¡Es muy raro, pero no puedo! ¿¡Quién en su sano juicio iba a escoger entre tanta hermosura?! ¿¡Y a quién escojo?! ¿¡Al que asegura amarnos nada más vernos como un príncipe de cuento y tiene nombre de género manga/anime lésbico pero es albino y deliciosamente diabólico, al que tiene cara de Makoto y encima se comporta como tal, al rubio dominante, al rubio aún más dominante pese a que parece un ángel y tiene un nombre ridículo en español, al pelirrojo tsundere, al madurito tuerto para morirse con tendencias reprochables...?! Ups. Quería guardármelo para mí. Err...

Con esto... llegamos a la parte en que desgloso lo mejor y lo peor del juego...

¡De noblezas antiquísimas!

¡Al grano!

♥ LO MEJOR:

· El triángulo amoroso.
· La personalidad de los personajes y sus obsesiones están muy bien logradas.
· Dichas obsesiones provocan un "¡bum, bum!" continuo en el corazón.
· La posibilidad de interactuar, aunque sea muy levemente, con el exotismo de un país inventado.
· Puedes conquistar a un sacerdote.
· A alguien se le ha ocurrido la genial idea de permitirnos coleccionar las imágenes que recopilemos a medida que avancemos en la historia y verlas cuando queramos en nuestro álbum. YA ERA HORA.
· Los gráficos son magníficos.
· La gestualidad de nuestros príncipes está bastante cuidada. Da gusto verlos sonrojarse.
· Los personajes extras son extensamente atractivos e interesantes. Tanto, que es probable que acabemos teniendo nuevas rutas.
· Hay nuevos extras y eventos especiales con asiduidad.

♡ LO PEOR:

· No se puede cambiar de ruta hasta terminar la escogida sin pagar. ¡Usureros!
· La renovación de la jugabilidad era completamente innecesaria.
· La cantidad de elementos reciclados de otros juegos puede llegar a resultar cargante.
· La ausencia de banda sonora. Muchos juegos de citas para el móvil carecen de ella, pero este en especial se queda muy vacío en según qué escenas si no le añades siquiera el triste sonido de una flauta rota. Notas que te falta algo.
· Casi no sabemos nada del país en el que acabamos prácticamente encerradas.

¡Joven jardín,
en~ floooo~r~❀!

De todo ello concluyo la siguiente puntuación de cuatro estrellas: ¡☆☆☆☆! ¡Es agradable, es entretenido e incluso radiante, pero no termina de cuajar como sí lo hizo su antecesor!

En definitiva, The Cinderella Contract es un compendio de los elementos que más éxito han tenido entre el público y una apuesta por una jugabilidad un pelín más compleja también vista en otros juegos del género, lo cual no se traduce necesariamente en falta de originalidad. OKKO es como la abeja que va de flor en flor y toma el polen preciso para crear su propia miel.

El melancólico de mi corazón cree a pies juntillas que esta ha sido una entrada bastante completa, y espera que os haya sido útil o por lo menos divertida. La última no tuvo tan buena recepción como la anterior, que a su vez fue la primera, de modo que me siento algo perdida... ¡ah, la desinformación de la falta de comentarios! Supongo que iré escribiendo nuevas críticas paulatinamente.

11 comentarios:

  1. hollaa como estas n.n espero que estes bien yo solo queria hacerte una pregunta , como soy nueva en este juego coloque al principio el codigo de amigo pero lo que nose es si se puede colocar de nuevo un codigo o no , si es asi en que parte es? eso y me encanta tu critica n.n

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! No, solo se puede poner el código de amigo una sola vez. XD

      Eliminar
  2. como puedo pasar esa etapa del avatar trial ? ayuda pliss :d

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy fácil: únicamente tienes que seleccionar el complemento que cuesta "femenines". Te lo ofrece el avatar cuando le das a continuar.

      Eliminar
  3. Hola! Veras yo ya llevo jugando un tiempo a este juego y me acabo de topar con tu pagina ( muy buena la critica por cierto ;D) pero me he dado cuenta de una cosa...te falta la ruta en la que sale Asena! O.o

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Es que esa no estaba cuando hice la crítica, es nueva! XD

      Eliminar
  4. Hola! Deberias actualizar tu post con una resena de asena♡ es hermosoo, tbn agregaria como una desventaja que con el codigo de amigos te dan femine o items en vez de platinum :( no tengo dinero xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Haré como si no hubiera leído nada respecto a Asena. XD
      Lo explico en todas las entradas cuando hablo de la jugabilidad, así que decidí saltármelo. ¡Por una vez que lo hago...! XD

      Eliminar
  5. Hahhaha lo siento soy nueva *manos arriba \●/* y por que lo dices, no te gusta asena?? Y que opinas de shall we date? Veo que las reseñas que has hecho son de okko pero como tbn lo has comentado me interesa la opinion xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, y has jugado my sweet proposal? Se que pregunto como que mucho pero pase de jugar solo corazon de melon a como 100 juegos otome hahaha y no se cuales son los mejores a jugar, por lo menos hay uno que se llama love academy y LO ODIE .-. La jugabilidad es de lo peor, los personajes solo son apuestos en las imagenes, te dejan jugar 2 escenas por dia y son de 10 segundos cada una -.-

      Eliminar
    2. No tengo nada en contra de Asena (de hecho me gusta, los morenos tienen puntos extra en mis favoritos), pero si tuviera que actualizar todas las reseñas por las conquistas añadidas, no acabaría nunca. XD

      Shall we Date? dispone de buenos juegos, pero en general no me acaba de convencer su jugabilidad ni las soluciones a las que llegan para ganar audiencia.

      Oh, Love Academy. ¡Ese fue de los primeros que salieron! Normal que estuviera así así, supongo. He jugado a un montón, la verdad, como tú. Y es que cuando tienes la oportunidad de jugar al género que se te ha vetado resulta imposible resistirse a jugar a todos los que salgan. El mejor al que he jugado, sin lugar a dudas, es Startruck Love. ¡No te lo pienses dos veces! Juega, juega, juega...

      Por cierto, en cuando a CdM, ¡A VER si algún día se convierte de verdad en un juego de citas! De momento no hemos tenido ni una propiamente dicha. Solo pretendientes... XD

      Eliminar

Cada vez que no comentas, a Yukino le da tal depresión que se tira por la ventana y lógicamente publica menos entradas